fbpx

Osteopatía Pediátrica

A través de la osteopatía pediátrica y obstétrica, podemos ayudar a resolver un gran número de problemas derivados del embarazo, parto o postparto que crean gran incomodidad y que pueden afectar a la salud del bebé y la madre. Mediante un diagnóstico holístico, utilizamos técnicas manuales muy suaves (craneo-sacras, movilizaciones analíticas, neuromeníngeas, fasciales…) para devolver el equilibrio fisiológico del bebé y liberarle de las restricciones que están generando tensión en comodidad.

Por ello está especialmente recomendado en los partos difíciles, cesáreas, partos de nalgas o podálicos, bebés prematuros, uso de fórceps o ventosas, etc...

  • Cólicos del lactante
  • Reflujo
  • Estreñimiento
  • Insomnio o irritabilidad
  • Tortícolis
  • Llanto descontrolado
  • Disfunciones en los pares nerviosos craneales
  • Asimetrías faciales o craneales (plagiocefalia)

Con la ayuda de la osteopatía, bebés y niños crecerán con mayor armonía y mejor salud, previniendo futuras patologías.

El tratamiento osteopático en embarazadas va dirigido a las necesidades especiales del cuerpo de la futura madre, que le ayudará a sentirse mejor, reduciendo el cansancio y el estrés. Además le activará la circulación sanguínea, aliviará tensiones, así como dolores de espalda derivados de los cambios fisiológicos propios del embarazo (síndrome del túnel carpiano, dolencias respiratorias, molestias en la columna, pesadez de miembros…). De esta manera, preparamos a la mujer para estar en las mejores condiciones físicas para el parto y para que su recuperación tras la llegada del bebé sea la mejor posible.